La ministra de Salud Pública, doctora Rossana Chahla, encabezó este lunes la visita al AutoVac (Depósito Central del Siprosa) para dar inicio a la campaña de vacunación para pacientes con obesidad con IMC mayor a 40.

«Como al padrón de las personas con obesidad muchas de las obras sociales no lo tienen, y desde Salud Pública y la obra social provincial tenemos un registro, muchas de estas personas no se encontrarán inicialmente en el padrón. Por eso hoy abrimos este nodo con un lugar donde los pacientes son pesados y medidos y podemos determinar si aplican para colocarse la vacuna. Si lo hacen, inmediatamente reciben la dosis», comentó la ministra, al tiempo que insistió en que se trata de una iniciativa de demanda espontánea que se llevará adelante a lo largo de esta semana, con la posibilidad de que la gente se acerque al AutoVac en calle Jujuy 1350, se inscriba y vacune en el mismo momento.

La doctora Graciela Alejandra Trejo, fiscalizadora del nodo AutoVac, contó que hoy empezaron con la vacunación para aquellos pacientes que tienen un índice de masa corporal mayor a 40. Indicó que hay personas que están empadronadas y que pueden concurrir directamente al nodo y que todas aquellas que no están empadronadas pueden pasar por el nodo para ser pesados y medidos y si tienen índice de masa corporal mayor a 40, podrán vacunarse.

“Estamos colocando la Spunik V, el primer componente, y a partir de los 21 días esperamos poder colocar el segundo. Hasta ahora 400 personas ya pasaron por el nodo. El proceso consiste en el empadronamiento. El paciente tiene que entrar al sistema y registrarse, y en el acaso que no esté empadronado se pueden acercar al AutoVac y acá se hará el empadronamiento para que luego pueda entrar al sistema a sacar turno”, comentó Trejo.

Testimonios

Marina (30): “Estoy muy agradecida por poder recibir esta vacuna. Además de mi problema de obesidad, soy asmática. Mi mamá falleció en octubre con 56 años por esta misma patología, tenía obesidad y era hipertensa. Mi papá gracias a Dios ya recibió la primera dosis, es por eso que invito a la gente que tiene esta patología a que se anote y no tenga miedo. La organización por parte del Ministerio es excelente”.

Sebastián Orellana (35): “Estoy contento, muy contento y aliviado. Además soy diabético, por lo que esta primera dosis me tranquiliza. Tuve el privilegio de que la misma ministra me coloque la vacuna y agradezco la atención por parte de todo el equipo de salud”.

Javier Pedraza (45): “Me siento muy bien. Saqué el turno por la página y no tuve que esperar nada para que me pusieran la vacuna. Además tuve el honor de que la ministra me pusiera la primera dosis y no sentí ni el pinchazo”.