Durante la jornada en el Club La Higuerita se desarrolló la vacunación con primeras dosis de AstraZeneca dirigida para personas mayores de 18 años y madres lactantes oriundos de la localidad de Chuscha y alrededores, dependientes de la Comuna Rural de Choromoro. La iniciativa fue liderada por el Área Programática Oeste del Sistema Provincial de Salud.

En este contexto la secretaria de Estado del Ministerio de Salud Pública, doctora Lucia Cebe, enfatizó que el de la jornada es un trabajo que forma parte de la constitución de nodos de vacunación en zonas de difícil acceso, con el objetivo de que la gente de esas poblaciones pueda evitar tener que desplazarse hacia la ciudad, con las complejidades que eso implica.

«Está prevista la vacunación de 900 personas que son de toda el Área Programática Oeste, tanto de Ñorco, como de Gonzalo, La Higuera, Potrero, Rodeo, Chorro y Chuscha, para que se abarque a toda la población posible. Hoy es un día histórico para este lugar, la gente vino desde lejos pero sabiendo que se lleva la esperanza de poder estar vacunados y para eso les facilitamos un lugar cómodo, donde se les convidaron caramelos y café desde muy temprano», sostuvo la funcionaria al tiempo que destacó la organización y el respeto de todas las normas de bioseguridad.

Siguiendo esta línea Cebe destacó el acompañamiento de todo el equipo sanitario del Área Programática Oeste y del gobierno comunal, los cuales redoblaron sus esfuerzos para que la gente pudiera aprovechar la oportunidad de inmunizarse.

Por su parte la secretaria de Estado de Salud, doctora Eliana Orellana, reforzó la noción de que la labor se enmarca dentro de una priorización de las poblaciones que tienen dificultades para acceder a los servicios de salud y en este sentido agregó que es ese el motivo por el cuál en la oportunidad se bajó el rango de edad de vacunación: «Es una estrategia de salud que cuenta con el apoyo del gobernador doctor Juan Manzur y de la ministra, doctora Rossana Chahla, que tiene por objetivo proteger a las poblaciones más vulnerables, como se establece en los lineamientos del Plan Estratégico del Ministerio de Salud de la Nación».

Sobre lo vivido a lo largo de la jornada la funcionaria enfatizó la calidez con que fueron recibidos en la zona: «El equipo del Ministerio de Salud y el Siprosa está trabajando ya desde hace varios días para hacer posible esto con una gran e impecable organización. Nuestros agentes socio sanitarios, vacunadores y médicos todos junto a la delegada comunal hacen posible hoy este operativo que tiene por meta vacunar a las 900 personas que conforman el padrón».

La comisionada comunal de Choromoro, María Olga Díaz, hizo hincapié en la labor mancomunada que implica un beneficio para la comunidad del área: «Nosotros desde aquí anteriormente teníamos que dirigirnos hacia la localidad de Trancas para recibir la vacunación, la distancia es considerable y el traslado costoso. Hoy la vacunación -que se estima se extenderá hasta la tarde- es un alivio para toda esta gente y significa un poco más de tranquilidad ante el virus», reflexionó y manifestó que Choromoro cuenta con una población aproximada de 5.200 habitantes.

La directora del Área Operativa Trancas, doctora Norma Cansino, refirió: «La gente está muy contenta de que hayamos traído la vacunación al lugar, que es lo ideal como acción local. El Caps de Chuscha tiene un área de responsabilidad de 1.200 personas y más arriba a 22 km se encuentran el Caps de Gonzalo y el de Rodeo, cuyas poblaciones también están convocadas hoy», afirmó al tiempo que agregó se encuentran afectados al operativo personal del Área Operativa, del Caps de Chuscha y su dirección y de la Dirección General de Red de Servicios.

Testimonios de Inclusión

Lucía Maribel Rosa de 38 años fue una de las beneficiadas por la inmunización y caracterizó el hecho como un acto de protección: «Me siento protegida, mi experiencia fue muy buena, gracias a la gobernación y a la comuna de Choromoro pudimos acceder a este beneficio que es hoy en día un privilegio para todos los pueblos de los alrededores», dijo y agradeció a quienes hacen posible la campaña ya que es madre de tres niños.

Cristian Gastón Méndez tiene 35 años y hoy recibió su primera dosis de AstraZeneca: «Me siento muy bien, contento, no esperaba poder recibir la vacuna tan rápido con mi edad y gracias a este operativo de alta montaña nos vimos beneficiados. Estoy feliz porque el gobierno y el sistema de salud nos tuvieron en cuenta, hay gente aquí que no tiene acceso a internet ni a los turnos, que no sabe manejarlo, por eso esto es grandioso para estos pueblos», reflexionó, resaltó la atención y comentó que el personal de Caps se encargó de comunicar sobre el evento por diferentes vías a la comunidad.

«Algo tan preciado como la vacuna, que llegue tan rápido a estos lugares es algo que me pone muy contento, no sólo por mí, sino por mi familia y vecinos», concluyó Cristian.

Finalmente Alejandra Soledad López de 31 años contó su experiencia como mamá lactante que recibió la cobertura: «Esto es muy importante y nos tomó por sorpresa porque no avizorábamos la posibilidad de vacunarnos próximamente por la edad y que hayan traído este operativo para ayudar a la gente que no tiene la posibilidad de gestionar sus turnos o de viajar, es algo muy positivo. Yo tengo dos hijos, tengo muchísimo cuidado, no salgo casi de casa, sanitizo todo todo el tiempo pero los miedos están, por eso esto es tan importante y buena está experiencia».